La rinosinusitis inicia como un virus o un resfriado común

rinosinusitis

Actualmente el término rinosinusitis ha sustituido a la sinusitis, ya que en la mayoría de pacientes se presentan de forma simultánea síntomas de rinitis y sinusitis.

La rinosinusitis es una enfermedad muy frecuente y la padecen del 6 al 15% de la población general, siendo la quinta causa de prescripción de antibióticos caracterizada por el bloqueo, obstrucción y congestión nasal.

Es una inflamación que afecta a los senos paranasales (cavidades óseas que rodean la nariz, revestidas de células que elaboran moco para impedir que la nariz se seque durante la respiración) y a las fosas nasales.

Los senos paranasales sanos están llenos de aire, pero cuando se bloquean y se llena de líquido, los gérmenes pueden crecer y causar una infección. Condiciones como el frío común, rinitis alérgica (inflamación del revestimiento de la nariz), pequeños crecimientos en el revestimiento de la nariz (llamados pólipos nasales), tabique desviado (cambio en la cavidad nasal) pueden causar bloqueo sinusal.

La rinosinusitis inicia como un virus o un resfriado común; en el caso del virus puede durar entre siete y diez días sin necesidad de tratamiento, pero cuando la enfermedad (el virus) empeora podría significar que hay una sobre infección bacteriana.

En 90% de los casos, la rinosinusitis es de origen viral, causada en un 50% por rinovirus, adenovirus, influenza, coronavirus. Todos pueden causar desde un resfriado común hasta una forma grave de neumonía.

A finales de 2019 se notificaron los primeros casos de un brote de coronavirus en la ciudad de Wuhan, China.  Al 21 de enero del 2020, el incremento en las pruebas de contagio elevó los casos confirmados a más de 400 incluyendo trabajadores de la salud y algunos fuera de China. ​

​Sus síntomas incluyen, entre otros, fiebre, dificultades respiratorias y tos, la cual ha sido descrita «como la del resfriado común». ​ Para prevenir la infección, la OMS recomienda el «lavado de manos regular, cubrirse la boca y la nariz cuando se va a toser y estornudar, y evitar el contacto cercano con personas que muestren síntomas de enfermedades respiratorias, tales como tos o estornudos».

 

¿Cuáles son los síntomas de la rinosinusitis?

  • Fiebre y tos
  • Cansancio
  • Congestión nasal y pérdida del sentido del olfato
  • Flujo nasal espeso con mucosidad amarilla o verde
  • Presión o dolor en la cara
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en los dientes o mal aliento
  • Dolor o presión en oído

 

La contaminación ambiental incrementa los casos de rinosinusitis

Una investigación reciente realizada en China (uno de los países con mayor índice de contaminación atmosférica del mundo), por la Revista Internacional de investigación ambiental y salud pública, ha demostrado que una relación directa entre los factores contaminantes del ambiente con este tipo de enfermedades. Existen estudios que demuestran que en zonas industrializadas presentan un mayor caso de enfermedades respiratorias que en lugares apartados de las grandes ciudades. El aire contaminado entra por la nariz, lo retiene y filtra, por lo que tiende a inflamarse dando lugar a la rinosinusitis.

 

¿Cómo se diagnostica la rinosinusitis?

El médico especialista, ya sea alergólogo, otorrinolaringólogo, neumólogo, pediatra o internista palpará los senos paranasales, revisará los ojos, nariz, boca y oídos. Preguntará sobre los síntomas y la duración de estos.

El mejor método por imagen para diagnosticar la rinosinusitis es la Tomografía, ya que por este medio se obtiene información detallada y concisa sobre la morfología y drenaje de los senos paranasales; si existe un área de interés se puede evaluar en diferentes planos dicha estructura y así poder brindar un mejor diagnóstico para el paciente. En la actualidad el estudio de tomografía a superado por mucho al estudio convencional de rayos X de senos paranasales.

La tomografía es una herramienta preoperatoria muy útil cuando se planea una cirugía.

La resonancia magnética de senos paranasales también es un excelente método diagnóstico, sin embargo, este tipo de estudio se recomienda en casos especiales como lo es descartar procesos ocupativos o en sinusitis crónicas que a pesar del tratamiento no resuelven.

 

 

¿Cuál es el tratamiento para la rinosinusitis?

En el 40% de los pacientes, los síntomas desaparecen espontáneamente. El tratamiento médico está indicado para proporcionar alivio a los síntomas, prevenir posibles complicaciones y evitar que se vuelva crónica. Entre los tratamientos el especialista puede recetar:

  • Descongestionantes nasales
  • Aerosoles nasales
  • Esteroides orales o locales
  • Irrigación salina
  • Antibióticos
  • Cirugía sinusal endoscópica

 

Cómo vivir día a día con la rinosinusitis

Descansar, ayuda al organismo a combatir la inflamación

 

Estar bien hidratados (evitar café y alcohol)

 

Tomar duchas de agua tibia e inhalar aire cálido

 

Colocar toallas tibias y húmedas alrededor de la nariz, mejillas y ojos

 

Dormir con la cabeza elevada (utilizar almohada)

 

Minimizar el contacto con personas resfriadas y lavarse con frecuencia las manos con agua y jabón

 

Evitar el humo del tabaco y contaminantes ambientales.

 

Estudios indican que la prevalencia aumenta con la edad, en pacientes de 20 a 29 años es superior al 2.7%; de 50 a 59 años superior al 6.6% y a partir de los 60 años se estabiliza en 4.7%.

La rinosinusitis afecta tanto a adultos como niños, por ello es importante vigilar los síntomas y determinar acudir al especialista.

 

Lo que necesitas saber

Clasificación de la rinosinusitis

Según la duración, se clasifica en:

Rinosinusitis Aguda

Dura menos de 12 semanas y los factores asociados que la originan son ambientales, alergias, tabaco, ansiedad y depresión. Desaparece de forma completa, y se presenta como un resfriado, virus o de origen bacteriano.

Resfriado común, viral aguda

De duración menor de 10 días.

Rinusitis post viral aguda

Incremento de los síntomas después de cinco días o persistentes después de 10 días.

Rinosinusitis bacteriana aguda

Sugerida por la presencia de secreción nasal amarillenta, dolor local y fiebre.

Rinosinusitis Crónica

Dura más de 12 semanas. Se divide en:

  • Rinosinusitis crónica sin pólipos nasales: factores asociados como alergia, asma, factores genéticos y ambientales.
  • Rinosinusitis crónica con pólipos nasales: factores asociados como alergia, asma, embarazo, inmunodepresión, factores genéticos, osteítis.

Los pólipos son pequeñas masas que se forman en el revestimiento de los senos paranasales, debido a un proceso inflamatorio por sinusitis o rinitis siendo factores que favorecen su aparición. Son benignos y pueden crecer hasta obstruir de manera completa las fosas nasales, provocando incapacidad para respirar por la nariz, pérdida del olfato y gusto, dolores de cabeza y deformidades nasales.

 Fuentes:

  1. Dra. Vilma Ríos. Radióloga especializada en Músculo Esquelético, Tecniscan.
  2. Dra. Sheny Vásquez. Médico programa Salud Preventiva, Tecniscan.
  3. Rinosinusitis: perspectiva actual y abordaje diagnóstico. González Olvera SI, Sánchez Rangel A, Milián Solís X, Perea Herrera A. Aten. Fam. 2019;26(1):34-38.
  4. http://dx.doi.org/10.22201/facmed.14058871p.2019.1.67715
  5. https://www.drugs.com/cg_esp/rinosinusitis.html
  6. https://www.radiologyinfo.org/sp/info.cfm?pg=article-appropriateness-criteria#sinonasal-disease
  7. https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/infecciosas/coronavirus.html
  8. https://bit.ly/2HVzNPL
  9. https://bit.ly/39Se46Z