El hombre frente a las adicciones

Adicciones

Así es cómo las adicciones afectan la vida del hombre

Hoy en día muchas personas están expuestas a padecer estrés, debido a problemas personales, familiares y en el trabajo. Estos conflictos pueden generar una presión de la que se necesita escapar, pero la forma en cómo se maneje puede ser un despeje de todo lo que se presenta o el camino a adquirir una dependencia de la que será difícil liberarse, lo que puede comenzar como una recreación puede convertirse en una adicción.

Entonces ¿Qué es una adicción?

Es una conducta compulsiva que nace de la búsqueda de una distracción de la vida cotidiana, esta comienza como un entretenimiento que nos hace sentir bien, pero con el pasar del tiempo esa práctica y la sensación que la misma nos da, se puede convertir en una necesidad, debido a que el cerebro se acostumbra y simplemente busca la realización repetitiva de esa actividad para sentirse como en las primeras experiencias.

Síntomas de una persona adicta

Los síntomas que puede presentar una persona adicta son: la imposibilidad de disfrutar de las actividades de la vida diaria, problemas fisiológicos, dependencia para realizar sus ocupaciones cotidianas, aislamiento de círculos sociales, evasión de la realidad, comportamientos impulsivos, pérdida del control de la conducta, tener emociones extremas, necesidad de aumentar el consumo y, sobre todo, no ser consciente de presentar estos síntomas.

Adicciones

Entre los tipos de adicciones por consumo se encuentran: la cocaína, el tabaco, el alcohol, la heroína, la marihuana, etc. También existen otros tipos de adicciones por comportamientos, como: adicción al sexo, a las nuevas tecnologías, a los ejercicios físicos, a la comida, al trabajo, las compras, etc.

Adicción al alcoholismo, puede presentar diversas consecuencias, enfermedades físicas y mentales, por ejemplo: enfermedades cardiovasculares, cirrosis hepática, hemorragia cerebral, Síndrome de Korsakoff: una pérdida grave de la memoria de eventos experimentados, violencia impulsiva, úlcera gástrica, psicosis, cáncer de estómago, demencia por alcohol, entre otros.

Adicción a la marihuana, provoca diferentes consecuencias, como bajo rendimiento laboral y escolar, problemas de concentración y memoria. En los hombres, afecta el aparato reproductor, disminuye la calidad, el número y el flujo de espermatozoides. Para las mujeres embarazadas, puede provocar que el bebé que está por nacer, tenga alguna malformación.

Adicción al tabaco, esta adicción es una de las más comunes en todo el mundo, incluso, algunas personas no consideran un riesgo el consumo de tabaco. Existen probabilidades altas de padecer cardiopatías, pérdida de la audición, resequedad en piel, cáncer de pulmón, cáncer de boca, pulmonía, bronquitis crónica, enfisema; así como sufrir ataques al cerebro o al corazón.

Adicción a la cocaína, las complicaciones de esta sustancia son mucho más altas que las antes mencionadas, es la segunda droga más adictiva del mundo. Es capaz de aumentar los niveles de dopamina en el cerebro y alterar el intercambio de mensajes entre neuronas. Debido a estas y otras particularidades, esta droga es capaz de provocar complicaciones gastrointestinales, paranoia, psicosis, depresión, pérdida del conocimiento, apoplejía, trastornos de sueño, fallas respiratorias, ataques al corazón y cerebro, alteraciones del ritmo cardíaco, gangrena intestinal, envenenamiento, pensamientos suicidas, entre muchas otras graves consecuencias.

Según el boletín anual en 2017, del Observatorio Nacional sobre drogas de Guatemala, de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Contra las Adicciones y el Tráfico Ilícito de Drogas (SECCATID), en el Centro de Tratamiento Ambulatorio de SECCATI, se confirmó lo siguiente:

  • Se atendieron a 815 personas adictas a drogas, en ingresos, consultas, reingresos, talleres y terapias. El 52.76% de los usuarios fueron hombres y el 47.24% son mujeres.
  • Las atenciones en su mayoría con un 62.03% terapias individuales.
  • Se reportó que entre todas las sustancias que los usuarios atendidos consumieron, prevalece con un 29.33% el consumo de alcohol, seguido por un 24.1% el consumo de marihuana.
  • De todos los adictos atendidos en 2017, la mayoría tuvo entre 15 y 19 años, con un 27.24% y el 13.62% entre 35 y 39 años.
  • Se considera que en Guatemala se inicia el consumo de drogas a partir de los 10 años. El 6.50% de los adictos tenían entre 10 y 14 años de edad.

La prueba de adicción de drogas en orina y sangre

Es la prueba más común entre las pruebas que detectan la presencia de drogas en nuestro cuerpo, es capaz de detectar drogas ilícitas y fármacos recetados. La prueba consiste en recoger una muestra de aproximadamente 1 a 2 onzas de orina limpia, esta muestra se lleva a un laboratorio para su evaluación. En ella los profesionales de laboratorio podrán informar al médico solicitante, al paciente o a los familiares del mismo si esta es positiva o negativa.

Si los resultados son positivos, se debe proceder a realizar los exámenes que el médico solicite, para la detección de alguna enfermedad, dependiendo de la droga que se haya presenciado en la orina del paciente.

Un examen de hematología completa puede ser de utilidad para detectar la presencia de alcohol en sangre, hepatitis B, sífilis, VIH, entre otras enfermedades.

Las personas que son adictas necesitan apoyo, deben acudir a rehabilitación y a terapia psicológica para no volver a recaer y poder encontrar plenitud en otras actividades positivas de la vida. Además, si adquirieron alguna enfermedad como consecuencia de esa adicción, es importante que estén bajo tratamiento y supervisión de un médico.

Fuentes consultadas:

https://www.psicologosmadrid-ipsia.com/consecuencias-las-adicciones/

https://www.issup.net/files/2018-04/Boletn%20Anual%202017.pdf

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003364.htm

https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20190131/peores-adicciones-mundo-afecta-cerebro/369713502_0.html