¿Qué es la diabetes? ¿Hay alguna forma de prevenirla?

Diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de glucosa en la sangre están muy elevados. La insulina es una hormona que hace que la glucosa ingrese en la sangre para suministrar energía. Aunque aún no tiene cura existen diferentes medidas para controlar esta enfermedad y tener calidad de vida.

Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre y con el paso del tiempo puede causar problemas graves como daños en los ojos, los riñones, los dientes y los nervios. Además, la diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales o amputación de algún miembro, por lo que es importante hacerse exámenes de sangre de forma regular para una detección temprana.

Un informe del Ministerio de Salud informó que hasta mayo de este año se registraron 27, 513 casos nuevos de diabetes siendo Guatemala y Petén los dos departamentos con más casos detectados de esta enfermedad.

Tipos

Actualmente existen 3 tipos de diabetes:

  1. Diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina.
  2. Diabetes tipo 2, el páncreas no produce suficiente insulina o esta no funciona correctamente.
  3. Diabetes gestacional, es una condición temporal y sucede cuando la insulina es menos eficaz durante el embarazo.

Síntomas

Los síntomas tipo 1 pueden aparecer en cuestión de semanas, mientras que los de la diabetes tipo 2 suelen progresar más despacio, incluso podrían ser años y ser tan leves que ni sean notorios. Dentro de los síntomas se incluyen:

  • Sed excesiva
  • Aumento de ganas de orinar
  • Incremento de apetito
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Hormigueo en las manos o pies
  • Úlceras que no cicatrizan
  • Perdida de peso sin razón
  • Heridas que tardan en curar
  • Infecciones que tardan en curar
  • Falta de interés o concentración

diabetes

Causas de la diabetes

Diabetes tipo 1 ocurre cuando el sistema inmunológico ataca y destruye las células beta del páncreas, que son las que producen insulina. Actualmente existen algunos estudios como el TrialNet que está apoyado por la American Diabetes Association, National Institutes of Health (NIH en Estados Unidos) y Juvenile Diabetes Research Foundation (JDRF), que están enfocados en identificar las causas de este tipo y las posibles formas de prevenirla o retrasar el progreso.

Diabetes tipo 2, que es la forma más común de esta enfermedad, es causada por varios factores relacionados al estilo de vida y la genética:

Sobrepeso y obesidad

Las personas que no se mantienen físicamente activas y que sufren de sobrepeso u obesidad tienen mayor probabilidad de sufrir de diabetes tipo 2. A veces el exceso de peso causa resistencia a la insulina, la ubicación de la grasa corporal también es un factor importante, pues el exceso de grasa en el área abdominal está vinculado con la resistencia a la insulina, las enfermedades del corazón.

Genes y antecedentes familiares

La genética también puede incidir en el riesgo de padecer esta enfermedad. Si tiene familiares cercanos con esta enfermedad, le recomendamos realizarse exámenes de forma regular para una detección temprana. La diabetes tipo 2 tiene mayor riesgo hereditario que la tipo 1, en la mayoría de casos un padre o abuelo tiene la enfermedad y en los casos de gemelos idénticos, si uno tiene, el otro tiene un 80% de probabilidades de tenerla.

Resistencia a la insulina

Tipo 2 suele comenzar con resistencia a la insulina, es decir que el hígado y las células grasas no utilizan adecuadamente la insulina y como resultado el cuerpo necesita más insulina para que la glucosa pueda transportarse por las células. Al principio el páncreas produce más insulina para cubrir las necesidades, pero con el tiempo deja de producir suficiente insulina y aumenta el nivel de glucosa en la sangre.

¿Hay alguna forma de prevenirla?

En la mayoría de casos, la mejor opción para prevenir la tipo 2 es hacer cambios en su estilo de vida. Comience con estas acciones:

  • Baje de peso y no vuelva a subirlo: Puede retrasar o incluso prevenir la aparición de diabetes si pierde de 5 a 7% de su peso inicial.
  • Mantente activo y muévete más: Haga por lo menos 30 minutos de actividad física 5 días a la semana. Empiece con ejercicios de baja resistencia y vaya subiendo poco a poco la dificultad.
  • Dieta balanceada: Coma porciones más pequeñas para reducir la cantidad de calorías que ingiere, esto también le ayudará a bajar de peso. Evite las bebidas gaseosas, pasteles y cualquier otro postre que contenga altos índices de azúcar.

Si ya le han detectado diabetes, no se aflija. Es una enfermedad que hay que tomar muy en serio, pero con los cambios en su estilo de vida verá que puede llevar una vida normal. Eso sí, debe llevar un registro de los índices de glucosa en su sangre para ver el comportamiento de su diabetes y mantenerse controlado.

Fuentes

Plus, M. (13 de septiembre de 2018). Medline Plus. Obtenido de Medline Plus: https://medlineplus.gov/spanish/diabetes.html#cat_92
F. p. (s.f.). Fundación para la Diabetes. Obtenido de Fundación para las diabetes: https://www.fundaciondiabetes.org/prevencion/309/que-es-la-diabetes-2
Diseases, N. I. (noviembre de 2016). NIH – National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Obtenido de NIH – National Institute and Digestive and Kidney Diseases: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/prevenir-tipo-2