¿Cómo el consumo de suplementos vitamínicos puede afectar a tus riñones?

¿Cómo el consumo de suplementos vitamínicos puede afectar a tus riñones?

Los suplementos vitamínicos son sustancias químicas que al tomarse en pocas cantidades fomentan a los procesos bioquímicos y metabólicos de nuestro cuerpo. Todos los organismos necesitan prebióticos y bioquímicos que son generados en nuestro sistema digestivo pero muchas veces una mala alimentación priva a nuestro cuerpo de ellos ocasionando deficiencias nutritivas, dolor en las articulaciones, dificultad en el desarrollo, caída del cabello, enfermedades, calambres, problemas en las funciones psicológicas y cognitivas, dolor de cabeza, trastornos, entre otros, es por esto que son necesarios los suplementos vitamínicos.

Desde niños utilizamos suplementos vitamínicos para fortalecer nuestro sistema inmunológico, otorgar energía y ganar masa muscular. Estos son utilizados para completar la ingesta de nutrientes, en la actualidad tenemos a nuestra disposición diversidad de productos de este tipo, pero es necesario saber ¿cuándo son realmente necesarios los suplementos?.

vejiga

En toda alimentación es necesario mantener un equilibrio entre los alimentos y las vitaminas que nuestro cuerpo requieren, bajo la guía de un especialista y realizando nuestros exámenes de laboratorio podemos saber ¿en qué estado se encuentra nuestro cuerpo?, si tiene carencia de alguna vitamina y que tipos de suplementos son adecuados para nuestro organismo.

Al momento de decidir consumir un suplemento vitamínico, este se debe tomar de una manera moderada y controlada, ser minucioso al realizar su selección y mantener un chequeo constante para saber que nuestro cuerpo responde de forma correcta al consumirlo y lo más importante contar con el apoyo de un médico profesional que nos guiará.

vejiga

El uso de los suplementos vitamínicos es algo que debe ser observado porque pueden ser beneficiosos, pero en algunos casos puede ocasionar problemas severos en nuestro cuerpo ya que cada persona es diferente por lo que para algunos ciertos complementos pueden ser de mucho provecho mientras que para otros puede ser un gran problema.

Los suplementos vitamínicos tienen sus consecuencias porque son vitaminas originadas a través de procesos químicos a diferencia de los alimentos que tienen un origen vegetal y se producen de forma natural. El sistema digestivo tiene una mejor respuesta metabólica a un alimento natural que es rico en vitaminas mientras que las vitaminas en cápsulas son elementos sintéticos que han sido modificados y no tienen la misma adsorción. 

Suplementos

En estos complementos debemos detallar ¿de qué están hechos?, en su composición y ¿cómo están hechas?, debido a que existe la presencia de sustancias como el aspartamo que es un edulcorante artificial no recomendado para personas con fenilcetonuria y consiste en una enfermedad en donde no se metaboliza la fenilalanina que se encuentra en el aspartamo.

Otros suplementos que su ingesta puede ocasionar problemas de salud son: el suplemento de calcio porque su consumo excesivo aumenta el riesgo de cáncer, las proteínas, los óxidos nítricos y la creatinina que afectan el hígado y el exceso de hierro produce hemocromatosis que trata de la metabolización incorrecta del hierro, causando un exceso de este metal en los órganos y que a su vez los deteriora.

vejiga

Un tema de preocupación para todas las personas que utilizan estos complementos son los riñones porque los suplementos pueden poner a trabajar a los riñones demás originando un daño y obligándolos a retirar los complementos de este tipo de su consumo, siempre se tiene que verificar el contenido del suplemento para saber si en verdad se está apto para su consumo y debes realizar un examen de sangre en donde puedas verificar el comportamiento de tus riñones.

Cuando el cuerpo absorbe este tipo de complementos debe tener una buena hidratación para poder depurar el organismo de las sustancias que no necesita del complemento. En el caso de ser diabéticos hay que estar atentos puesto que pueden presentar presión alta lo que originaría que sus riñones aparezcan con una gran actividad en sus exámenes.    

Lo más aconsejable es reforzar los alimentos que ingerimos evitando de esta forma comprar los suplementos vitamínicos a menos que sea indicado su consumo por un doctor debido a la presencia de una deficiencia.

 

El Ultrasonido es un método de diagnóstico no invasivo usado para visualizar órganos y estructuras internas de casi cualquier parte del cuerpo. La realización de un Ultrasonido es relativamente rápida y económica.

¿Cuáles son algunos de los usos comunes del ultrasonido?

El ultrasonido abdominal se realiza para evaluar:

  • riñones
  • hígado
  • vesicular biliar
  • conductos biliares
  • páncreas
  • bazo
  • aorta abdominal y otros vasos sanguíneos del abdomen

El ultrasonido se utiliza para ayudar a diagnosticar distintas dolencias, tales como:

  • dolor o distensión abdominal (dilatación)
  • función anormal del hígado
  • órgano abdominal agrandado
  • cálculos renales
  • cálculos biliares
  • un aneurisma aórtico abdominal (AAA)

Además, el ultrasonido puede usarse para proveer guía en las biopsias.

Las imágenes por ultrasonido Doppler pueden ayudar al médico a ver y evaluar:

  • obstrucciones en el flujo sanguíneo (tales como coágulos)
  • estrechamiento de los vasos sanguíneos
  • tumores o malformaciones vasculares congénitas
  • flujo sanguíneo reducido o ausente en varios órganos
  • diferentes áreas con flujo sanguíneo mayor de lo normal, situación que a veces se presenta durante infecciones

¿Cómo debo prepararme?

Para el examen por ultrasonido debe vestirse con prendas cómodas y sueltas. Quizá tenga que quitarse toda la vestimenta y las joyas de la zona a examinar.

Es posible que le pidan que use una bata durante el procedimiento.

Los preparativos dependen del tipo de ultrasonido que se recibe.

  • Para un estudio del hígado, la vesícula biliar, el bazo y el páncreas, es posible que se le solicite que ingiera alimentos sin grasa la noche antes al examen y luego que evite la ingesta de alimentos de 6 a 12 horas antes del examen.
  • Para un ultrasonido de los riñones, es posible que se le solicite que beba entre cuatro y seis vasos de líquido aproximadamente una hora antes del examen para llenar la vejiga. Posiblemente se le pida que evite ingerir alimentos de 8 a 12 horas antes del examen para evitar la acumulación de gases en los intestinos.

Fuente: https://www.radiologyinfo.org/sp/info.cfm?pg=abdominus

 

 

Centros de Diagnóstico